“Acuarelas” de Juan Valdivia

Por Fernando Sánchez Resa.

Puesto que la Úbeda eterna y contemporánea me llama, persistente y sigilosamente, para que vuelva a ella a pasar un largo y fructuoso fin de semana, practicando el proverbio "no dejes crecer la hierba en el camino de la amistad” (ni de la familia, añadiría yo);no tengo más remedio -pues ni puedo ni quiero resistirme- que marchar contento con mi esposa, desde la Sevilla de mis nuevos amores, para alegrarme y enriquecerme, una vez más, en aquella bendita tierra jienense que tanto poso humano, cultural e histórico me deja siempre.

Esta vez iba a ser el amoroso y oportuno encuentro con mis dos hermanos, Toni y Antonio, lo que me brindaría el motivo de este artículo: visitar la magna exposición “Acuarelas” que nuestro amigo, Juan Valdivia Milla, ofrece en la sala “Pintor Elbo” del Centro Cultural del Hospital de Santiago, que se inauguró (con éxito) el 5 de febrero pasado y que permanecerá abierta hasta el 15 de marzo de 2020. Le aconsejo, estimado lector, que no se la pierda por nada del mundo. Explico el porqué.

Juan Valdivia muestra -mediante 66 acuarelas- su especial mundo pictórico, trabajado y alambicado día a día, siendo transmitido a sus múltiples alumnos, con esa maestría y didáctica orientadora que le caracteriza, en su taller de la Avenida de don Cristóbal Cantero.

Como paciente demiurgo de la creación, la luz y el color ha ido elaborando una serie de originales imágenes, clasificándolas en tres apartados diferenciados: el paisaje urbano de Úbeda, motivos florales y algunos rincones de Venecia que -estoy seguro- harán la delicia de cualquier visitante o curioso que por allí se acerque. Incluso los precios, cuya carta anda a la mano, son asequibles para una economía que ame tener en casa un cuadro de este gran acuarelista, ya que engrandecerá -sin lugar a duda-  el hogar en el que aterrice…

Coincido con Juan José Gordillo García, que ha escrito el programa de mano de la exposición, en que la fragilidad, la fugacidad y la provisionalidad de las acuarelas necesitan de un ingeniero y un modisto muy avezados en las labores creativas para plasmar fehacientemente los pétalos que vuelan, la quietud de las calles ubetenses o venecianas, los olivos azules sobre campos violetas…; pero siempre deberá ir materializado por la mano de un avezado artista -como es Juan Valdivia Milla, nacido en Valdepeñas de Jaén y residente en nuestra ciudad patrimonial desde 1985- que pretende, consiguiéndolo, regalarnos belleza gratuita y evocadora, con la sola visita de esta brillante exposición que es un nuevo escalón ascendente en su particular e interminable ascensión al Olimpo de los artistas acuarelistas, incrementando aún más nuestro patrimonio arquitectónico, cultural y artístico ubetense.

¡No se la pierdan! Su particular goce estético y visual, bien lo merece…

Sevilla, 16 de febrero de 2020.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional